Las autoridades británicas confirman 7 muertes por raros coágulos de sangre después de las inyecciones de AstraZeneca, pero dicen que los beneficios “siguen superando cualquier riesgo

Los organismos reguladores británicos han confirmado que siete personas han muerto a causa de inusuales coágulos de sangre después de tomar la vacuna de Oxford-AstraZeneca, pero instan al público a seguir tomando las vacunas.

El viernes, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Atención Sanitaria del Reino Unido emitió un comunicado en el que decía que había recibido 30 informes de casos de coágulos sanguíneos raros de un total de 18,1 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca administradas hasta el 24 de marzo.

Según la BBC, la agencia confirmó las víctimas mortales en un correo electrónico, escribiendo que “lamentablemente han muerto siete”.

Sin embargo, citando una “revisión rigurosa” sobre los informes de coágulos sanguíneos raros, la agencia ha concluido que “los beneficios de las vacunas contra el COVID-19 siguen superando cualquier riesgo y usted debe seguir vacunándose cuando se le invite a hacerlo.”

El riesgo de padecer este tipo específico de coágulo sanguíneo es “muy pequeño”, según la agencia.

El miércoles, el comité de seguridad de la Agencia Europea del Medicamento dijo en un comunicado que la relación entre la vacuna y los coágulos de sangre “no está probada, pero es posible”.

A principios del mes pasado, más de una docena de países europeos suspendieron temporalmente el uso de la vacuna después de que se notificaran casos de raros coágulos sanguíneos, lo que llevó a los científicos a esforzarse por encontrar cualquier relación entre la inyección de AstraZeneca y la enfermedad.

Desde entonces, muchos países han reanudado la vacunación, después de que la agencia dijera que los beneficios superaban los riesgos.

  La viuda de Marvin Hagler afirma que la vacuna COVID no le dejó KO
Powered by DailyNews Latino

Según The Associated Press, algunos países como Canadá, Francia, Alemania y los Países Bajos han restringido su uso a las personas mayores.

Según los datos publicados por la agencia británica, 22 casos estaban relacionados con un tipo de coágulo sanguíneo llamado trombosis del seno venoso cerebral (TSVC), que impide que la sangre salga del cerebro, según John Hopkins Medicine.

La naturaleza inusual de los coágulos sanguíneos notificados ha suscitado cierta preocupación entre los expertos.

“Esto plantea la posibilidad de que la vacuna pueda ser un factor causal en estos casos raros e inusuales de TSVC, aunque todavía no lo sabemos, por lo que se necesita urgentemente más investigación”, dijo a la BBC el profesor David Werring, del Instituto de Neurología del University College de Londres.

Ir arriba