Un colegio se convierte en el hogar de cien familias que perdieron sus casas por la inundación en Madre de Dios

Adultos y niños deben formar una fila para recibir su ración de alimentos en el colegio Faustino Maldonado, donde fueron llevados tras la inundación de sus viviendas.

La Institución Educativa Faustino Maldonado de la ciudad de Puerto Maldonado, región Madre de Dios, se ha convertido en el hogar de un aproximado de cién familias, cuyas viviendas quedaron bajo el agua debido a la inundación de los sectores de Pueblo Viejo y La Unión.

Las aulas de este colegio ahora son dormitorios para niños, adultos y ancianos. Mientras que en el patio forman largas filas para recibir su ración de alimentos.

Mirian Guerra, una de las damnificadas, contó que hace muchos años que no vivían algo similar. “La situación es algo que no esperábamos, esta inundación ha regresado después de muchos años. Mi vivienda está inundada, mis cosas están flotando, mis artefactos no sirven”.

Ella dijo que para evitar que esta situación se repita el Estado se comprometió a reubicar a las familias en una zona más segura, que no sea tan fácil de inundarse.

“Ayer hemos conversado con el ministro del Ambiente, Gabriel Quijandría, para una reubicación. Somos más de mil familias en total. Se que muchos hemos crecido aquí y tenemos cariño, pero estamos dispuestos a irnos a otro lado. Ellos (las autoridades) ya se han comprometido a hacerlo”, dijo.

Mirian Guerra, que ahora pasa sus días en el centro educativo, agradeció a las autoridades por darles un lugar en donde puedan dormir y comer junto a sus familiares.

“Gracias a la directora del colegio, al director regional de Educación y al gobernador por abrir las puertas para que nos alberguen”, indicó.

  Comas: Condenan a más de 31 años de cárcel a asesino de su madre adoptiva en 2019
Powered by DailyNews Latino

La Dirección Regional de Agricultura informó, a través de sus redes sociales, que dichas familias (400 personas) de Pueblo Viejo son albergadas en 36 aulas de esta institución y que les entregaron mascarillas, útiles de aseo e insumos para la desinfección.

Defensa Civil de Madre de Dios entregó víveres para una olla común, colchonetas, mosquiteros y sábanas. También se instaló un tópico para evaluar la salud de los albergados.

Mientras tanto a la I. E. Huerto Infantil, fueron llevados 30 personas, entre niños y adolescentes del Centro de Acogida Residencial Básico "Virgen Peregrina " del INABIF, ubicado en Las Piedras, que también se inundó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba