Shiva Baby” aborda el luto judío, la comedia y el empoderamiento femenino

La nueva película “Shiva Baby” combina el tradicional período de luto judío de una semana de duración con un rectángulo de amor meshugenah y unos familiares prepotentes.

La película, escrita y dirigida por Emma Seligman, es divertidísima e induce a la ansiedad, y se estrena en algunos cines y bajo demanda el viernes, durante la Pascua.

“Es como una especie de velatorio judío que dura una semana y para mí, y para los judíos reformistas y específicamente los reformistas asquenazíes, se siente como cualquier otro evento familiar”, dijo Seligman al Daily News.

“Ese sentimiento de comunidad es muy útil cuando se está de luto”, dice la cineasta de 25 años nacida en Canadá. “Pero para mí, la charla, los temas de conversación, el ambiente, casi se siente exactamente igual que cualquier otro tipo de reunión familiar”.

La película está protagonizada por Rachel Sennott, que no es judía, en el papel de Danielle, estudiante de último año de universidad. La joven pasa de ser una “sugar baby” a tiempo parcial a una “worrier” a tiempo completo cuando se encuentra observando el shivá no sólo junto a su ex novia (Molly Gordon) y su entrometida madre y amigos de la familia, sino también junto a su “sugar daddy”, la esposa que no sabía que tenía (Dianna Agron), y su llorosa hija pequeña.

Seligman desarrolló la película a partir de su corto de tesis universitaria en la Tisch School of the Arts de la Universidad de Nueva York.

“Sentí que entendía bien a los personajes judíos y que había muchos bebés de azúcar y también sólo chicas jóvenes que luchan por tener sus momentos de madurez sexual en la universidad”, explicó. “Así que pensé que sería algo de lo que podría hablar orgánicamente”.

  “Todo cerrado”: Ministro del Interior detalló cómo será la inmovilización social obligatoria los días domingo
Powered by DailyNews Latino

La ex estrella de “Glee”, Agron, puede tener el aspecto de Kim, la princesa shiksa que interpreta en la película, pero su origen se parece más al de Seligman.

“Creo que aunque crecí como judía, la gente no asume que soy judía por mi aspecto”, dijo Agron, señalando que sus mechones rubios son los que despistan a la gente.

“Pero creo que uno camina por este mundo y observa a otras personas y cómo nos relacionamos”, dijo.

Sennott, de 25 años, comediante, dijo que se relaciona con su personaje de varias maneras.

“Estoy muy ansiosa”, dijo la actriz de “Tahara” a The News. “Gran parte de mi ansiedad siento que es como inventada en mi cabeza donde es como contra Danielle: es como, deberías tener un ataque de pánico”.

Quienes hayan crecido en hogares judíos se verán, sin duda, reflejados en la película, pero el reparto espera que ésta regale risas además de una lección a las jóvenes.

“Creo que lo principal a lo que siempre vuelvo… [es] la lucha por encontrar la autoestima más allá de la validación sexual. Creo que cuando te sientes tan impotente, el poder sexual se siente tan fácil y construir ese poder y el amor dentro de ti mismo en realidad es mucho más difícil”, rió Seligman. “Creo que eso forma parte del crecimiento”.

Ir arriba